Altas Dosis

Ricerca anteprima in corso...
Anteprima non disponibile
epub

€ 8,99
epub
Aggiungi al carrello
Puoi leggere questo ebook sui seguenti device:

Computer

E-Readers

iPhone/iPad

Androids

Kindle

Kobo

Trovi questo ebook solo nel formato epub

Quarta di copertina


La primera edición española de este libro —un éxito de ventas en Estados Unidos en su versión electrónica— presenta los últimos descubrimientos realizados sobre la «milagrosa» vitamina D3 desde una perspectiva poco convencional. Con un estilo ameno y riguroso, Jeff Bowles guía al lector en una interesante trama de hechos científicos y experiencias personales derivadas de sus «peligrosos» experimentos. Él mismo explica en sus páginas el porqué de este libro: «Cuando comprendí que 4.000 UI diarias no eran suficientes para mí, decidí someterme a un “peligroso” experimento, desoyendo el consejo médico que tantas veces había escuchado en años anteriores: “tomar demasiada vitamina D es peligroso”. Comencé directamente con 20.000 UI/diarias (50 veces más que la dosis supuestamente segura) y más adelante subí a 100.000 UI/diarias (250 veces más de lo recomendado). Y ¿qué creen que me ha sucedido en los últimos diez meses? ¿Acaso he muerto? ¿He enfermado? No, todo lo contrario. Este libro describe en detalle los resultados de mi experimento así como los riesgos que deben evitarse. Además presenta una nueva teoría, sencilla y elegante, que explica por qué altas dosis de vitamina D3 pueden prevenir —e incluso curar— muchas de las enfermedades y problemas de salud que padecemos desde los años 80… es decir, desde el momento en que los médicos nos aconsejaron no exponernos al sol y utilizar siempre protectores solares. Así es como surgieron esas grandes epidemias a las que nos enfrentamos hoy en día: obesidad, autismo, asma y muchas otras. La teoría es muy sencilla: la vitamina D3 es una hormona que produce la piel cuando se expone a la radiación solar. Por tanto, no es realmente una vitamina… simplemente recibió un nombre equivocado cuando fue descubierta. Cuando nuestras reservas de vitamina D3 escasean, nuestro cuerpo comienza a prepararse para un periodo de hibernación comiendo desmedidamente, ralentizándonos para ahorrar energía e incluso provocando depresiones para evitar que salgamos de casa. De hecho, la disminución del nivel de vitamina D3 es precisamente la señal que indica a un oso que ha llegado el momento de hibernar. Si el cuerpo espera una escasez de recursos —lo que antaño era frecuente en invierno—, de modo natural comienza a preservarlos para más adelante. Esto desencadena un fenómeno que he denominado el “síndrome de reparación incompleta” y que es responsable de la mayoría de las enfermedades humanas, exceptuando las causadas por mutaciones genéticas espontáneas o por el envejecimiento. Con altas dosis de vitamina D3 puede tratarse un gran número de dolencias: esclerosis múltiple, asma, 17 tipos de cáncer, lupus, artritis, trastornos cardiacos, obesidad, depresión, párkinson y muchas más. La mayoría de los médicos estudia varios años y después se dedica a aplicar los conocimientos adquiridos en lugar de seguir aprendiendo. En cambio, yo he dedicado más de veinte años al estudio de las enfermedades y el proceso de envejecimiento; durante diez años pasé doce horas diarias en la biblioteca de la facultad de medicina revisando estudios clínicos y trabajos científicos. He publicado tres artículos científicos importantes en una revista especializada que cuenta con cinco Premios Nobel en su equipo de redacción. Los editores valoraron mis trabajos como extraordinariamente interesantes y de gran importancia para la medicina».

0 commenti a "Altas Dosis"

Solo gli utenti registrati a Bookrepublic possono scrivere recensioni agli ebook.
Effettua il login o registrati!